Existe un misterio actual cuya relevancia,
por la repercusión que podría tener en nuestras vidas ensombrece la de cualquier otro.
¿Quién, quienes, o qué es Satoshi Nakamoto? Casi todos habréis oído hablar del Bitcoin,
una criptomoneda virtual, que nació con el objetivo de convertirse en un sistema aparte
del tradicional negocio del mundo del dinero, es decir, una moneda con altos estándares
de privacidad, y fuera del alcance de los manejos de los gobiernos que no podrían influir
en ella según sus propios intereses. Una especie de liberación a medio- largo plazo
del yugo económico opresor en el que se ha convertido el sistema tradicional.
La historia de la moneda cibernética es absolutamente apasionante y rodeada de misterios que nadie
ha sido capaz de descifrar. Su historia pública comienza en Octubre de
2008, cuando alguien, bajo el alias de Satoshi Nakamoto, publicó en metzdowd.com un artículo
de investigación, donde explicaba el funcionamiento de un nuevo sistema de dinero virtual.
Poco más de 2 meses más tarde, el 3 de Enero de 2009, Nakamoto lanzaba el software Bitcoin,
creando la red del mismo nombre, y lanzando las primeras unidades de dinero virtual.
Durante 2009 y la primera mitad de 2010, Satoshi fue muy activo en todo lo relacionado a Bitcoin,
entablaba conversaciones a menudo y respondía a todos los correos y mensajes que lo citaban.
Poco a poco fue rodeándose de un grupo de colaboradores en los que fue delegando paulatinamente
la toma de decisiones. Es el caso de Gavin Andersen cabeza visible de Bitcoin hasta hoy.
Nakamoto fue volviéndose cada vez menos activo hasta su último mensaje en Abril de 2011:
He pasado a otros proyectos, “moved on to other things”.
Desde entonces nada se sabe del creador de Bitcoin, Satoshi Nakamoto, se diluyó en una
espesa bruma que nadie, nunca ha sido capaz de despejar.
Por las peculiaridades del sistema de la moneda, se sabe que amasó una fortuna cercana al
millón de bitcoins, cerca de 400 millones de dólares actualmente, y que jamás ha tocado
ni uno solo de esos bitcoins. Desapareció por completo, dejando una cantidad millonaria
atrás. ¿Imagináis que Mark Zuckerberg creará Facebook,
se matara trabajando casi en solitario para echarlo a andar, y después desapareciera
del mapa renunciando a su millonaria fortuna en cuanto alcanzó el éxito? Pues eso es
lo que hizo Satoshi Nakamoto. Desde entonces, infinidad de personas curiosas,
profesionales de la programación, criptógrafos, economistas, y periodistas de investigación,
han tratado de dar con Nakamoto, pero nunca nadie ha tenido éxito comprobado.
¿Quién es Satoshi Nakamoto? ¿O quiénes? O todavía mejor dicho, ¿qué es Satoshi
Nakamoto? Para descubrirlo, tenemos que retroceder un
poco, y buscar los datos que se conocen de él. Acompañadme….
Satoshi dijo haber trabajado en el proyecto durante dos años, y para llevarlo a cabo,
se necesitaron de forma indispensable conocimientos muy avanzados en matemáticas, economía,
criptografía y programación entre otros. Esto lo convierte en un genio, o sencillamente
Satoshi no era una única persona, sino un grupo de trabajo.
El estudio de los más de 500 mensajes públicos que escribió, no revelan un patrón horario
concreto, e incluso a veces parecía que nunca durmiera, aunque se apunta a que pudiera vivir
en América, y no en Japón como se desprendía de su perfil. El lenguaje empleado era siempre
el inglés, pero tanto británico como americano, lo que significa que o intentaba camuflar
su nacionalidad, o eran varias personas. El estudio de los bloques de código que creó
personalmente, muestra que debió tener acceso y a su total disposición, a entre 6 y 58
computadoras extremadamente potentes, que solo reiniciaba para crear una copia de seguridad
cada 100 horas. ¿Conocéis a mucha gente que tenga en su casa 6 PCs último modelo?
Por otra parte, cualquier programador conoce, que por muy pulido que tengas un código,
sobre todo si es complejo, siempre surgen bugs, o detalles que necesitan ser retocados
para mejorar la usabilidad. El software de Bitcoin no. Funcionó a las mil maravillas
desde el primer día, lo que dada su complejidad se da por imposible. Todo indica que el software
había sido testado previamente durante meses, por usuarios que jamás han sido encontrados. Muchos han sido los que han presentado posibles
identidades para Satoshi Nakamoto, y quizás la más famosa, sea la de la revista Newsweek
que apuntó hacia Dorian Satoshi Nakamoto, un físico de origen japonés, residente en
California, que había trabajado como ingeniero de sistemas en proyectos secretos de la Defensa
Americana, y como ingeniero informático para diversas empresas, aunque su forma de escribir,
comparada, realmente no se parecía en nada a la del creador de Bitcoin, ni parece el
tipo de hombre que a sus 60 años, sería capaz de embarcarse por sí mismo en ese proyecto.
Otro gran sospechoso apuntado por The New York Times, es Nick Szabo, americano de origen
húngaro, que llevaba varios años trabajando en un proyecto muy similar llamado Bitgold,
y era muy cercano a los componentes del grupo de trabajo que reclutó Satoshi. Nick tiene
los conocimientos, los contactos, un estilo de escritura similar, y 3 días antes de ser
lanzado Bitcoin, escribió un post sospechoso en su blog, al que posteriormente le cambió
la fecha para hacerlo pasar desapercibido. Pero dejémonos de especulaciones y apliquemos
una lógica aplastante. El Bitcoin, es una amenaza para el sistema impuesto, que al crecer,
puede dañar muy seriamente el orden económico actual con unos damnificados claros, quienes
controlan las monedas clásicas, y en especial, puede suponer en 3 o 4 décadas, una seria
amenaza para el dólar. ¿En serio alguien piensa que la Reserva Federal,
el Gobierno Americano, y la Agencia Nacional de Seguridad iban a permitir eso?
La apuesta de la moneda virtual como método de pago alternativo fuera del alcance de gobiernos,
tiene una importancia tal, que todas las Agencias de Inteligencia del mundo deberían tener
agentes dedicados exclusivamente a saber quién es el que está detrás todo esto, y sus intenciones.
Además es curiosa la elección del sistema de encriptado, si bien excelente, no es considerada
la manera más segura de hacerlo, y al sistema elegido se le encontró una vulnerabilidad,
que fue definida como intencionada. Por supuesto, y como podéis imaginar, el sistema de encriptado,
como casi todos, proviene de la Agencia Nacional de Seguridad Americana, la NSA.
¿Los USA conspirando contra sí mismos? Algo parecido al Bitcoin iba a llegar y, ¿no sería
magistral, crear tú mismo a tu enemigo antes que nadie, para que evite el éxito de rivales
que no controlas, y así impedir que te dañen? Posiblemente Satoshi Nakamoto es un grupo
de trabajo contratado por la NSA del que formaron parte algunos de los candidatos propuestos
por los medios, de entre las pocas personas en el mundo capaces de crearlo. De ahí las
facilidades para usar grandes cantidades de computadoras, y lo extrañamente pulido del
proyecto desde el primer día. Más tarde, el nick estaba llamando ya demasiado la atención
y hubo que sacarlo por la puerta trasera y delegar poderes en cabezas visibles pero manteniendo
el control. De esta forma, una de las mayores amenazas
contra el dólar, quedaría en poder del mismo dólar, sirviendo incluso como escudo contra
amenazas externas. Y por si necesitáis la prueba definitiva,
existe un país importante donde se ha prohibido el uso del Bitcoin, y otro donde se le han
aplicado restricciones. Sus nombres: Rusia y China. Si tengo razón, y la NSA financió el BitCoin,
no me queda más que decirles, sois unos cabrones, pero me quito el sombrero, porque la jugada
es completamente magistral. Ni yo ni nadie sabe quién es Satoshi Nakamoto,
y ni siquiera importa, porque lo verdaderamente relevante es qué hay detrás de todo ello
y no los nombres de quien o quienes lo llevaron a cabo. Lo que parece una liberación, a veces,
puede ser un yugo más sobre nuestros cuellos, producto de la obsesión de dominar el mundo
desde el más férreo control económico. Ojala me equivoque.
Y como en cada vídeo, mis queridos enigmáticos, sirve de mucho que pulséis like y difundáis
compartiendo si os gustó, recordad suscribiros tanto a este canal como al secundario acerca
de misterios del universo, para seguir disfrutando de trabajos como este, y por supuesto recibid
mi más dorado y encriptado saludo. Esto ha sido, EnigmaCinco, para todos vosotros…
Hasta pronto…